"La Aguerrevere"

Reseña Histórica


El 16 de agosto de 1968, se fundó la organización denominada Materno Infantil, C.A., usando las siglas MATINCA. Dicha empresa privada, autónoma, técnica, funcional y financiera, nace con el objetivo de ofrecer servicios de salud de óptima calidad.

En esa misma fecha, durante la primera asamblea de socios, se decidió de forma unánime el nombre de nuestro epónimo, “Leopoldo Aguerrevere”, quien fue un destacado médico nacido en 1892 en nuestra capital, pionero del campo de la Obstetricia, quien dividió su labor profesional entre el ejercicio de su carrera, la docencia y la investigación.

De inmediato se dio continuidad al trabajo de búsqueda de inversores solventes para la culminación del proyecto, al igual que un equipo en el área de diseño y construcción de la edificación donde iniciaría operaciones el Centro Clínico de Maternidad “Leopoldo Aguerrevere”. Gracias a las labores diligentes del equipo fundador, se hizo posible contar con el trabajo decidido del asesor financiero Dr. Manuel Delgado Rovatti. Por otra parte, la ejecución del proyecto de diseño y construcción de estructura física, estuvo a cargo del arquitecto Carlos Pons y su equipo de profesionales expertos en la edificación de instalaciones médico-asistenciales, añadiendo a la arquitectura tecnología vanguardista para la época, con lineamientos innovadores en diseño y visión de futuro.

A pesar de que la obra se concluyó en catorce meses, fue hasta cuatro años después que se inauguró de manera formal el centro clínico. El 16 de julio de 1972, llegó el ansiado día de la inauguración, gracias a la iniciativa y visión futurista de profesionales multidisciplinarios de la medicina, con amplia experiencia clínica y prácticas efectivas adquiridas a través de los años. Al día siguiente en horas de la mañana, la institución abrió sus puertas, para ofrecer los servicios de salud en el área Materno Infantil, diagnóstico, tratamiento y prevención con responsabilidad social institucional.

En la década de los noventa se comienza a desarrollar el proyecto de “Cambio de Misión”, con una visión integral de la Medicina que abarca no solo el binomio madre-hijo, sino el conjunto Mujer-Familia. Para finales de la década de los dos mil se consideró consolidado el proyecto, ofreciendo nuevas unidades de atención.

Con la necesidad de extendernos considerando las variables espacio y crecimiento, podemos encontrar en la actualidad, dependencias del centro clínico en dos anexos: el primero en el Centro Comercial Terras Plaza y el segundo, ubicado en la Quinta Marion, vecina del centro clínico.